Wednesday, March 23, 2011

CÓMO AHORRAR EN TIEMPOS DE CRISIS
























KEREM PÉREZ
kperez@prensa.com

El combustible cada día está más caro. Con el reciente aumento de 35 centésimos en la gasolina de 95 octanos muchos pegaron el grito al cielo.

Y no es para menos. El precio de la gasolina llegó a los 3.94 dólares, muy similar a los niveles de junio y julio de 2008 cuando este tipo de gasolina llegó a las 3.90 dólares.

Todos los incrementos en los combustibles —pese a que el que se consume en Panamá proviene de Estados Unidos y este país no está sufriendo guerras— se ven afectados cuando en el Oriente Medio hay conflictos. El más reciente, Libia.

La crisis política que se vive ese país, debido al conflicto interno entre los seguidores de Muammar Gaddafi y los opositores del régimen, ha generado extensas protestas y ataques entre los dos bandos, lo que ha afectado la producción de petróleo, haciéndola caer 500 mil barriles al día, cuando antes era de 1 millón.

Libia es el noveno país productor de petróleo, de 12 países según la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Ellos abastecen de crudo a los países de Europa y Estados Unidos. Este último aunque produce, importa para no gastar sus reservas.

Libia, por ejemplo, cuenta con 42 mil millones de barriles de petróleo en reservas, mientras que Estados Unidos tiene 726.5 millones de barriles de reservas, suficiente crudo como para dos meses.
Pero como dicta el dicho, “si en Estados Unidos llueve, en Panamá no escampa”.

Así sucede con el petróleo, si el país del norte de América utiliza sus reservas, es probable que el precio del combustible en Panamá siga aumentando, y si el conflicto del Oriente Medio continúa, el crudo podría llegar a las nubes.

Pero ante esta situación de alza de precios, nos preguntamos ¿qué podemos hacer para ahorrar y hacer más eficiente el combustible comprado?

imagen

Precio. El actual aumento del combustible rige hasta el 23 de marzo. LA PRENSA/Eric Batista

El Gobierno por su parte está por aprobar una nueva fórmula de paridad, que según la Secretaría Nacional de Energía podría hacer caer el precio entre 2 y 3 centésimos.

Y aunque es poco, como dice Henry Jenkins, analista de hidrocarburos de la secretaría, si los anuncios se hacen cada siete días se va a comenzar a ver la disminución. Ellos explican que este aumento se debe principalmente al caso de Libia, ya que todos los países del mundo están sufriendo alzas.

‘Tips’ para su auto

Aunque Panamá no puede hacer mucho, ya que el 95.25% de la fórmula de paridad está asociada al precio internacional del combustible —el producto comprado en Estados Unidos—, como conductor podría tomar algunas medidas para hacer que el auto sea más eficiente y no gaste de más.

El consultor de hidrocarburos Ramón Tapia explica que se debe conducir con suavidad y con una velocidad lo más constante posible, evitando las alternaciones repentinas, ya que entre más fuerza ejerza el carro, más combustible necesita para poder moverse. “Cuando más rápido vayamos, más combustible gastamos”, dice.

Pero además, hace otras recomendaciones. “Utilizar un auto de pocos cilindros o de bajo tamaño y autos con rendimiento eficiente de kilómetros por galón”, comenta.

Por otro lado, Eynar Samudio, vicepresidente de Mercadeo de Ricardo Pérez, recomienda a todos los compradores de auto que sigan las instrucciones sobre la presión de las llantas, ya que entre más roce con el suelo, más aumenta el consumo y se desgastan más los neumáticos.

También podría revisar su auto y sacar todo el peso excesivo que tiene, porque entre más pesa, más fuerza tiene que hacer el auto. Si tiene que hacer varias vueltas en el día y puede pagar por internet, aproveche la tecnología, ya que de esta manera no tendrá que gastar combustible ni tiempo en el tranque.

1 comment:

curso finanzas said...

Saber llevar el control eficiente de los ingresos y gastos es una tarea fundamental en estos tiempos de crisis. Realizar el análisis financiero de manera oportuna ayuda a ahorrar y a evitar deudas innecesarias que terminarían complicando aún más nuestra situación económica.