Sunday, December 27, 2009

Compras locales por internet, sin velocidad

Mary Triny Zea C.
mzea@prensa.com

Introducir el número pin de la tarjeta de crédito en una página de internet para comprar unas películas de Estados Unidos, le causaba terror a Aracelly Sánchez.

Este temor disminuye la posibilidad de que ella y otros compradores se sumen a la ola de consumidores online.

El nuevo mecanismo de compras a través de la internet es lo que se está desarrollando en otros países; sobre todo en época navideña para contrarrestar lo que en Panamá parece inevitable: la aglomeración de gente, el congestionamiento vehicular y el estrés que esto causa.

Este año en Estados Unidos (EU) a partir del ciberlunes, periodo en que empiezan las compras navideñas online (cuatro días después del día de acción de gracias) más del 83% de los portales que venden por internet ofrecen grandes promociones.

Los comercios cuentan con cibervendedores con ofertas que cambian cada hora e incluso envían la mercancía envuelta en papel de regalo, indica un artículo de la BBCmundo.com.

Del 1 al 23 de noviembre los gastos en internet fueron de 8 mil 200 millones de dólares, menciona este medio.

El año pasado, para el último día en que se podía garantizar el envío de regalos para Navidad, la página Ebay generó 880 millones de dólares en ventas, el 3.2% del gasto navideño en EU.

En Panamá, por el contrario, son pocos los comercios que ofrecen la alternativa de comprar por internet, incluso algunos ni siquiera tienen un portal electrónico.

El Super 99 mantiene deshabilitado su servicio de compras online, y su competidor directo, el supermercado Rey, ni siquiera contempla esta posibilidad. El Riba Smith cuenta con un supermercado virtual que permite compras por internet y entrega a domicilio. No obstante, la página web anuncia que el servicio está cerrado por las fiestas de fin de año y estará nuevamente operando a partir del 2 de enero de 2010.

En tanto, el almacén Félix B. Maduro publica en su sitio web una muestra de su mercancía de última temporada, pero no permite acceder a ella de manera electrónica.

Un ciclo vicioso

Los comercios en el país no han sabido explotar las compras por internet, afirma Antonio Ayala, de la consultora Riscco.

Es un asunto cultural, “existe temor por parte de los clientes de que les roben la tarjeta, y la industria ha reaccionado lentamente ante esta realidad”, afirma Matías Prado, presidente de la Cámara Panameña de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones (Capatec). Prado tiene la esperanza de que esto cambie con la implementación de la internet gratuita que promueve el Gobierno. También influye que la penetración de internet es menor al 30% en la capital, por debajo de los países de la región, añadió.

Sin embargo, las cibercompras hacia el extranjero registran un comportamiento diferente.

Los panameños suelen comprar juegos de video, laptop y zapatos a través de las páginas de Amazon, Ebay y Wal Mart, entre otras, porque les resulta más económico incluso sumando el costo de transporte.

Para comprar sus videos sin riesgo de fraude, Aracelly Sánchez utilizó la tarjeta de crédito corporativa de la empresa de mensajería.

Este servicio lo ofrecen algunas compañías como Airbox Express, que tiene entre 300 y 400 pedidos mensuales, pero en el último bimestre la demanda se incrementa de 600 a 700.

Jaime Perea, encargado de compras por internet de esta compañía logística, comenta que el temor de que el producto no llegue o tenga fallas se ha superado, por lo que la demanda mensual respecto al año pasado se ha duplicado.

Para la Capatec, la falta de costumbre de comprar localmente está ligada a que falta el servicio de entrega interna o que una compra online en un almacén local sea entregada por una empresa courier. Ante esta deficiencia, el cliente debe apersonarse a buscar la mercancía o la entrega la realiza el comercio pero no de forma inmediata.

Contrario a esta tesis, la empresa Mail Boxes incursinó este año en el servicio de entrega doméstica o local, pero no ha habido demanda, dijo el encargado, Roberto Quintero. Este sistema es usual en países grandes como Estados Unidos, donde las compras online se realizan de un estado a otro.

En el mundo entero, las ventas en línea durante las fiestas, aumentarán 8% en comparación con 2008, lo que eleva la expectativa de gastos por este medio electrónico a 44 mil 700 millones de dólares, indicó Forrester Research, Inc. una empresa de investigación de mercado que provee recomendaciones a los ejecutivos en negocios tecnológicos.

No comments: